Producción agraria crecerá menos del 2% del PBI

El presidente de la AGAP pidió al Gobierno central implementar planes contra próximas lluvias y promoción de inversión. Exigió mejorar la vía que da acceso a las tierras nuevas del proyecto Olmos y dotar de agua a nueva ciudad.

Luego del ciclón Yaku y la crisis política que lo acompañó, y a la espera de la expresión plena del fenómeno El Niño Global, la cadena productiva agraria del Perú esperaría crecer en un 5% y 6% en los próximos meses, lo que disminuiría problemas urgentes como pobreza, informalidad y desempleo. Gabriel Amaro Alzamora, presidente de la Asociación de Gremios Productores Agrarios del Perú (AGAP), precisó a La República que este 2023 se tiene previsto crecer menos del 2 % del PBI.

Brechas

Pese a esto, se espera que la agroexportación nacional alcance los 10.000 millones de dólares en el 2023. Al respecto, Amaro resaltó la importancia de las empresas asentadas en Proyecto de irrigación Olmos, con la oferta de diversos cultivos, como arándano, palta y uva.

Asimismo, exhortó al gobierno central a resolver temas pendientes como la construcción de una mejor vía que una el distrito con las tierras nuevas del proyecto Olmos, donde están 20 empresas y cientos de personas se movilizan para trabajar de manera diaria.

Exportación

“Hemos tenido un pare muy fuerte desde el 2020 en la producción agraria”, detalló Amaro, quien cuestionó la derogatoria de la Ley n° 27360 por restar competitividad al sector.

Según Amaro, la derogatoria de la referida norma no ha sido favorable a las inversiones y a la formalización del empleo en las zonas rurales, como es en el caso de Lambayeque. En contraparte, subrayó que se requiere una ley que acelere la conexión de los pequeños agricultores con la agroexportación y la agroindustria formal y moderna.

La economía es muy global, pero la geopolítica está interfiriendo mucho en este escenario. Amaro sostiene que la incertidumbre política peruana no genera confianza a los inversionistas y, por tanto, poco se ha hecho por el agro que congrega a un importante grupo de la población.

“El mundo está creciendo muy poco y los mercados se están comportando de una manera atípica. La inestabilidad política de los últimos seis años, los conflictos sociales y los fenómenos climáticos están golpeando al sector. Y la región Lambayeque no es ajena a esto”, argumentó.

Empleos y demandas

Sobre el nivel de desempleo, Amaro sostuvo que 400.000 personas perdieron su empleo por la crisis política y la nueva norma agraria. Puntualizó que existen 1 millón de empleos formales a nivel nacional en empresas agroindustriales y agroexportadoras.

Con respecto al anunciado fenómeno El Niño Global, el representante de AGAP exhortó al Gobierno central, al Congreso e instituciones competentes a implementar planes de reactivación económica y promoción a la inversión privada, sobre todo en la cadena de producción del proyecto Olmos.

Exhortación al Congreso para sector agrario

“El mundo necesita alimentos y el Perú es un productor de calidad. Necesitamos una ley que premie la formalidad y el crecimiento de la agroexportación, la agroindustria y agricultura, así como que incorpore de manera más acelerada la pequeña agricultura a la modernidad”, expresó Gabriel Amaro, quien exhortó al Congreso a trabajar directrices que ayuden al crecimiento de empleo en el sector agroexportador.

Fuente: La República – Norte